5 de marzo de 2014

Capitulo Treinta Y Dos






Narra James

- !No Anabelle¡ - grite despertándome de golpe, si esta es la milésima vez que me despierto en medio de la madrugada gritando su nombre
- Hey amigo deja dormir  hoy es sábado y créeme que no soporto otro día mas sin dormir por tu culpa, ya duérmete - ese era Richard mi compañero de cuarto en la universidad hace mes y medio estudio Administración  de empresas.

Me pare de la cama sin prestar atención a las quejas de Richard, tome un vaso de agua y empece a caminar de un lado a otro pensando en ella, en como estaría  si ya seria feliz, ¿tendrá novio? ¿me habrá olvidado?, esas eran miles de las preguntas que rondaban por mi cabeza y no me dejaban dormir, mucho menos a Richard que me lanzo una almohada a la cabeza que alcance a agarrar antes que me golpeara
- ¡Oye! - me queje
- Mira Peterson creo que ya es momento  - me dijo mi compañero
- ¿Momento de que? - le pregunte confundido
- De ir a buscarla, así aclaras todas esas dudas que te rondan la cabezota - me aconsejo el 
- Pero si ya es feliz como crees que voy a llegar a dañarle todo - le dije 
- Hombre escúchame  si no vas y ves con tus propios ojos que ella esta bien, nunca podrás ser feliz, tienes que arriesgarte y pues si ya tiene otro, haz lo mismo tu búscate otra chica pero por favor ya déjame dormir - me dijo el y se acostó boca abajo en su cama tapándose con las sabanas.

Si Richard tiene razón tengo que volver a brooklin, necesito saber de ella, ver su hermoso rostro, escuchar su dulce voz, mire la hora las cinco de la mañana, perfecto, empaque algo de ropa, dinero, me bañe y salí rumbo al aeropuerto.

***

-Buenos días señorita a que horas sale un vuelo a Brooklin - le pregunte 
- En media hora sale uno - me dijo ella
- Perfecto - le dije, y compre el boleto para ir a verla, espere esa media hora, la mas eterna que he vivido, estaba tan nervioso, que le diría cuando la tuviera enfrente, como reaccionaria al verme de nuevo , me perdonaría por haberla dejado cuando prometí estar siempre a su lado, la voz que anuncia la subida al avión me saco de mis pensamientos, agarre mi maleta y camine muy rápido, entregue el boleto y me ubique en el puesto en que me toco, me recosté y cerré los ojos esperando que el avión despegara y hasta que el avión despego no recuerdo mas, solo que me quede profundamente dormido

- Joven despierte, el avión ya aterrizo - me dijo una señora que estaba a mi lado
- Muchas gracias - le dije mientras me levantaba sonriendo estaba muy emocionado, me baje del avión muy rápido y tome un taxi para ir a verla.

***

- Señor podría ir mas rápido - le dije al chófer algo ansioso
- Lo siento joven no puedo ir mas rápido - me dijo el hombre 
- Discúlpeme, es que estoy algo ansioso por ver a una persona muy especial - le dije y el sonrió
- No se preocupe, lo entiendo perfectamente - me dijo el hombre que le subió otro poco a la velocidad, y en menos de lo que pensé estaba en frente de su casa, le pague al conductor y le di las gracias por todo, me baje del auto y toque la puerta muy nervioso, pero me sorprendí al ver quien abrió

- Se le ofrece algo - pregunto un joven de unos 25 años aproximadamente
- ¿Se encuentra Anabelle?- le pregunte algo confundido
- No esta equivocado, aquí no vive  Anabelle - me dijo el, y ahora si que quede peor
- Pero como, estoy seguro que esta es su casa - le dije mirando los alrededores por si me había confundido, pero efectivamente esta era su casa como olvidarle
- Mire lo que pasa es que mi familia y yo nos mudamos hace poco, entonces quizás usted este buscando a los antiguos dueños- me dijo el, no puede ser se mudaron, pero a donde, ahora como la voy a encontrar
- Si, la familia Morgan - le dije
- Claro ellos nos vendieron esta casa hace dos meses - me respondió el chico
- ¿Y usted sabe a donde  fueron? - le pregunte desesperado
- No, lo siento yo no tuve ningún contacto con ellos - me dijo el chico y creí perder todas las esperanzas que tenia de verla de nuevo
- Y no hay alguien que me pueda dar razón - le implore al chico 
- Creo que mi madre, pero no se si ella quiera darle información - me dijo el
- Por favor se lo ruego es urgente saber donde viven - le rogué 
- Ok, déjeme ver que puedo hacer - me dijo el y entro a su casa, a los pocos minutos salio con una mujer que supuse era su madre
- Usted es familiar de ellos - me pregunto ella
- No, yo solo era el novio de una de las hijas de los señores Morgan - le respondí
- No se si sea correcto dar esa información - me dijo ella
- Se lo suplico yo necesito ver a Ana, ella es todo para mi, por favor dígame a donde se fueron - le implore, ella me miro con ternura y sonrió
- Ellos se fueron a San Diego, espéreme aquí yo le anoto la dirección - me dijo ella y volvió a entrar a su casa mientras yo cruce un par de palabras con su hijo, ella regreso con la dirección y me la entrego
- Muchas gracias señora, no se como pagarle, se lo agradezco tanto - le dije sonriendo
- De nada joven , espero los encuentre - me dijo ella sonriendo, me di la vuelta y empece a caminar hasta que llegue a ese lugar donde le salve la vida, me senté y mi mente se lleno de miles de recuerdos donde aparecía Anabelle la chica mas linda, dulce y tierna del mundo, ¿porque se irían?, la tenia tan cerca y vine hasta acá que tontería,  pero ahora que me decidí no puedo aguantar mas, me levante y tome un taxi que me llevara de nuevo al aeropuerto.

- Señorita un viaje a San diego lo mas pronto posible - le pregunte 
- Tiene suerte en 15 minutos sale uno, y hay un lugar libre que han cancelado, si gusta se lo puedo vender a usted - me informo ella, por supuesto que acepte, me estaba gastando todos los ahorros que tenia, pero por Anabelle no me importaba tener que dormir en la calle, recibí el boleto y me sente a esperar esos eternos 15 minutos, me carcomía tener que esperar tanto, me imagino como estará de hermosa.

- Pasajeros del vuelo 103 a San diego - anuncio la vocesita esa, ese era el mio, me levante y camine hacia mi destino entregue el boleto y me senté al lado de un hombre un poco canoso, en pocos minutos el avión despego y mis ansias aumentaron un 100%, no aguantaba mas, quería verla ya, abrazarla, besarle si es posible, ojala no me odie, ojala pueda perdonarme todo el dolor que le cause al partir, ojala aun me ame como yo a ella, este amor que siento por ella nunca se desvaneció al contrario cada día se hace mas fuerte.

Llegue a San diego a las nueve y media de la noche, un poco tarde pero yo no podía esperar tenia que verla ya y aunque no tenia ni idea de donde vivía tome un taxi para que me ayudara a buscar la dirección dimos varias vueltas hasta llegar a un bonito barrio residencial, con grandes casas de enormes jardines tal y como le gustaban a mi Ana, estoy seguro que es por aquí.

-Déjeme aquí yo busco la casa -le dije al conductor, le pague y me baje, busque la dirección observando todas las casas y comparando las direcciones con la que me había dado la señora en Brooklin, pero no la encontraba, me senté en la fuente de un parque, ya estaba algo cansado de caminar y también estaba algo tarde así que decidí tomar otro taxi para llegar a un hotel y poder descansar, mañana volvería a buscarla y no me rendiría hasta encontrarla, estoy seguro que ya estoy cerca. 
***

Desperté a las ocho de la mañana, no podía perder tiempo, necesitaba verla ya.

Me bañe y salí a desayunar, necesitaba tener las fuerzas necesarias para encontrarla, regrese al mismo parque de ayer y reanude mi búsqueda por donde no había buscado, pase por varias casas hasta que di con la que era, me sentí muy feliz y algo nervioso, mire mi relog las 11 30 de la mañana, aunque hoy es domingo yo creo que ya debe estar despierta ella no es de las que duerme hasta tarde, las manos comenzaron a sudarme y me sentía demasiado nervioso, estaba a escasos metros de la que podría ser su casa y a pocos minutos de ver su hermoso rostro, me encontraba en shock, no sabia como actuar cuando la tuviera en frente, tome las fuerzas y me dispuse a caminar hacia la puerta y tocar el timbre, pero se me adelantaron, un chico de mi misma edad con un ramo de flores toco el timbre y a los pocos segundos abrió ella la puerta, estaba preciosa muchísimo mas de como la recordaba, tenia puesto un bonito vestido y su larga cabellera suelta, apenas vio el chico una sonrisa se dibujo en su rostro, se saludaron con un beso en la mejilla e intercambiaron algunas palabras, el le entrego las flores y se dieron un abrazo que me partió el corazón  ella si esta feliz , por mi culpa perdí a la chica mas maravillosa del mundo, no quería seguir viendo esto y di la vuelta para irme, aunque no hable con ella ya se que es feliz y con eso me basta, no quiero arruinar su felicidad apareciendo de nuevo...

- ¿James?- escuche mi nombre en esa dulce voz que nunca podre olvidar  no sabia que hacer detenerme o simplemente marcharme.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Hola de nuevo yo por aquí  que tal les pareció el regreso de James, que creen que ocurrirá, se ira o hablara con Anabelle...

No recibí ningún comentario en la entrada anterior y esa fue una de las razones de que no subiera capitulo rápido  pero como ya estoy a pocos capítulos de terminar con esta novela no quería tarda mas en subir, y aquí esta espero les guste y cumpla con sus expectativas, comenten por favor quiero saber que opinan, sino comentan me demorare mas en subir.

Adios, que tengan bonito dia...

Lanny Muñoz





3 comentarios:

  1. me vas a matar!
    dios!
    la verdad es que me da pesar pero james tiene que salir por la puerta delantera de una vez por todas para mi,aunque me parta el alma admitir que el personaje debe irse y sinceramente dudo que la familia simplemente lo acepte de nuevo después de lo estúpido y doloroso que hizo con Ana

    ResponderEliminar
  2. AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAANNY. Tenía milenios de no leer tu nove:(((. Me encanto el capítulo, aunque es triste. Es todo tan feo:((. En fin, quería decirte que estoy volviendoa escribir UVPR.
    Besos♥
    http://escrito-pormi.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. no es para que te lo tomes a mal ,pero te pido que si vas a escribir el final no te demores dos meses mas que la espera ya me esta colocando los pelos de punta!

    ResponderEliminar